America's Health Rankings® de United Health Foundation Revela que los Hispanos están Viviendo Más Tiempo, pero Innecesariamente Más Enfermos

Los hispanoamericanos están viviendo más tiempo debido a varios avances médicos, pero los hábitos poco saludables y las enfermedades prevenibles amenazan la calidad de vida, según el informe America’s Health Rankings® (Clasificación de la Salud en los Estados Unidos) 2012 de United Health Foundation.

Aunque las muertes prematuras por enfermedades cardiovasculares y cáncer han descendido desde 1990 en un 18.0 por ciento (34.6 por ciento y 7.6 por ciento, respectivamente), los hispanos están teniendo niveles preocupantes de obesidad (31.0 por ciento de la población adulta), diabetes (11.1 por ciento de la población adulta), presión arterial alta (28.1 por ciento de la población adulta) y sedentarismo (30.6 por ciento de la población adulta). De todas las etnicidades hispanas, los mexicano americanos reporta la incidencia más alta de enfermedad crónica, de acuerdo a la Oficina de Salud Minoritaria.

Clasificaciones de los estados

Por sexto año consecutivo, Vermont es el estado más saludable del país. Hawaii ocupa el segundo lugar, seguido de New Hampshire, Massachusetts y Minnesota. Los cinco estados menos saludables son South Carolina (46), West Virginia (47), Arkansas (48) y Mississippi y Louisiana, que comparten el lugar 49. Los estados que han demostrado la mejora más notable en las clasificaciones incluyen: New Jersey (subió nueve lugares), Maryland (cinco lugares) y Alabama, Colorado, Massachusetts, Nebraska, Oklahoma y Rhode Island (tres lugares).

Para ver las clasificaciones completas, visite: www.americashealthrankings.org.

“Como país, hemos hecho un avance extraordinario en la longevidad durante las últimas décadas, pero como personas estamos haciendo un retroceso en nuestra salud”, comentó el Dr. Reed V. Tuckson, asesor médico de United Health Foundation y vicepresidente ejecutivo y jefe de asuntos médicos de UnitedHealth Group. “Le debemos este progreso no sólo a los adelantos médicos, sino a los defensores de la salud pública que trabajan incansablemente para promover el bienestar de la comunidad. Pero nuestros héroes de salud pública no pueden hacerlo solos. Una vida más larga no tiene por qué ser una vida más enferma. Por eso, debemos unirnos todos para esforzarnos más por prevenir los factores de riesgo que están al alcance de nuestro control personal”.

“El informe America’s Health Rankings es un llamado a la acción para las personas —y las comunidades en las que viven— para hacer algo ya mismo acerca de la crisis de salud del país”, explicó el Dr. Georges Benjamin, director ejecutivo de la American Public Health Association.

“La información detallada de este informe ofrece una guía para ayudar a Estados Unidos a ser más saludable”, comentó el Dr. Eduardo Sanchez, presidente de Partnership for Prevention. “Incluso los estados más saludables pueden identificar áreas para mejorar, mientras que los que tienen las clasificaciones más bajas pueden ver qué es posible analizando el lugar en el que están”.

El sedentarismo, la diabetes, la obesidad y la hipertensión tienen un impacto en la salud y en la economía

El sedentarismo, que se define como no haber hecho actividad física fuera del trabajo durante los últimos 30 días, se encuentra en niveles peligrosos, afectando al 26.2 por ciento de los estadunidenses. Las tasas de sedentarismo trepan al 35.0 por ciento de la población adulta en Mississippi, Tennessee y West Virginia. Estas estadísticas deben analizarse en el contexto de que incluso un nivel mínimo de actividad puede producir resultados importantes, según lo demuestra un estudio reciente que reveló que el cambio del sedentarismo a un nivel de actividad leve aumenta la esperanza de vida en 1.8 años (PLOS Medicine, 2012).

La obesidad sigue estando en los niveles de epidemia y es uno de los desafíos de salud de mayor crecimiento que enfrenta nuestro país. La mediana nacional de adultos obesos es del 27.8 por ciento; lo que significa que más de 66 millones de adultos son obesos, más que toda la población del Reino Unido. Incluso en el estado con menos cantidad de obesos, Colorado, más del 20 por ciento de la población es obesa. La combinación de sedentarismo con mala alimentación inevitablemente produce crecientes niveles de obesidad, que contribuye a la diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer y otros resultados de salud negativos. Además, la carga económica de la obesidad es preocupante. Para el 2030, se calcula que los costos médicos relacionados con el tratamiento de enfermedades prevenibles relacionadas con la obesidad aumentarán a $66 mil millones por año, y la pérdida en productividad económica podría rondar entre los $390 mil millones y los $580 mil millones anuales, según “F as in Fat: How Obesity Threatens America's Future 2012”, un informe publicado por Trust for America's Health y Robert Wood Johnson Foundation.

La diabetes también se encuentra en niveles de epidemia. El porcentaje de adultos diabéticos llega al 12.0 por ciento en West Virginia, South Carolina y Mississippi. La mediana nacional de adultos diabéticos es del 9.5 por ciento. Un informe del 2010 elaborado por UnitedHealth Center for Health Reform & Modernization indica que si estas tasas no se reducen, la diabetes y la prediabetes representarán aproximadamente el 10 por ciento de los gastos totales en atención de la salud para el 2020, con un costo anual de casi $500 mil millones.

America’s Health Rankings también revela que el 30.8 por ciento de los adultos de todo el país afirman tener presión arterial elevada, que es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. La prevalencia de presión arterial alta oscila de un bajo 22.9 por ciento de adultos en Utah a un alto 40.1 por ciento en Alabama. Un estudio reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades reveló que el 39.4 por ciento de los adultos hipertensos no sabe que tiene presión arterial alta, lo que indica que la morbilidad real de la hipertensión podría estar incluso en un nivel más alto que el 30.8 por ciento. El mismo estudio de los CDC reveló que el 53.5 por ciento de los adultos que sabe que tiene hipertensión no la tiene controlada (MMWR, Sept. 12, 2012).

“La alta prevalencia de sedentarismo, obesidad, diabetes e hipertensión significa que un tren de carga de enfermedades crónicas prevenibles va a chocar con nuestro sistema de atención de la salud a menos que tomemos medidas inmediatamente”, comentó el Dr. Tuckson. “Esta tendencia ya está afectando la vida de las personas y el sistema en su totalidad, pero será devastadora si no se hace nada al respecto. Nosotros —como ciudadanos, defensores de salud pública, empresas, empleados y miembros de familia— debemos ocuparnos de los hábitos poco saludables hoy mismo si queremos salvar a nuestros hijos de toda una vida de dolor y gastos innecesarios. Así como el acceso a atención médica de calidad es tan importante para nuestra salud, la manera en que están viviendo demasiadas personas actualmente es en realidad el mayor riesgo para su salud”.

El lugar donde vivimos tiene relevancia: Los estados menos saludables enfrentan desafíos importantes

Las clasificaciones de este año revelaron diferencias marcadas entre los cinco estados más saludables (Vermont, Hawaii, New Hampshire, Massachusetts y Minnesota) y los cinco estados menos saludables (Mississippi, Louisiana, Arkansas, West Virginia y South Carolina). Al comparar los primero cinco con los últimos cinco estados, es evidente que los estados menos saludables enfrentan enormes desafíos relacionados con los determinantes conductuales de salud y con los factores socioeconómicos que inciden en la salud.

Mientras que las tasas de consumo de tabaco en los cinco estados más saludables oscilan entre el 16.8 por ciento y el 19.4 por ciento de la población adulta, las tasas de consumo de tabaco en los estados menos saludables rondan entre el 23.1 por ciento y el 28.6 por ciento. Asimismo, del 27.2 por ciento al 36.0 por ciento de la población lleva una vida sedentaria en los cinco estados menos saludables, en comparación con una tasa del 21.0 por ciento al 23.5 por ciento de la población en los cinco estados más saludables.

“Nos alienta saber que varios estados que estaban entre los últimos lugares han podido progresar”, expresó el Dr. Tuckson. “Alabama y Oklahoma estaban entre los estados que hicieron mejoras importantes. Además, nos alientan mucho los esfuerzos intensos para mejorar la salud en Louisiana y Mississippi”.

Las clasificaciones del 2012 también revelan el impacto del clima económico de un estado en la salud de sus habitantes. Los cinco estados que ocupan los primeros lugares informan una mediana de ingresos familiares más alta (de $51,862 a $65,880) que los cinco estados que ocupan los últimos lugares ($37,881 a $43,939). Las tasas de niños que viven en la pobreza, que oscilan entre el 8.6 por ciento y el 16.4 por ciento de los habitantes de los cinco estados más saludables, se encuentran entre el 24.4 por ciento y el 30.5 por ciento en Mississippi, Louisiana, Arkansas, West Virginia y South Carolina. Los ingresos per cápita y la pobreza afectan la capacidad de las familias para solventar los aspectos de un estilo de vida saludable.

Los estados más saludables también informan un clima laboral más saludable. Las tasas de desempleo oscilan entre el 5.4 por ciento y el 7.3 por ciento de la población en los cinco estados que ocupan los primeros lugares, en comparación con una tasa del 7.8 al 10.5 por ciento de los habitantes de los estados que ocupan los últimos lugares.

United Health Foundation llama a la acción a las comunidades y brinda herramientas para ayudar a las personas a hacer las elecciones correctas

United Health Foundation está lanzando la financiación de un proyecto de colaboración de aprendizaje con la Association of State and Territorial Health Officers que identificará a los estados que han mejorado en medidas clave en las clasificaciones y estudiará las mejores prácticas que contribuyen a esos logros. Estas lecciones luego se compartirán con otros en un bucle de retroalimentación continuo para mejorar la calidad entre los estados.

Además, United Health Foundation está aportando fondos a la National Business Coalition on Health (NBCH) para gestionar actividades de compromiso con la salud, dirigidas por el sector privado, con múltiples partes interesadas y continúa el financiamiento para la iniciativa “Million Hearts” del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

“Nos alienta muchísimo la iniciativa “Million Hearts”, que está convocando a socios de las comunidades, los sistemas de salud, organizaciones sin fines de lucro, agencias federales y el sector privado”, comentó Kate Rubin, presidente de United Health Foundation. “No sólo es loable la meta de prevenir un millón de derrames cerebrales y ataques cardíacos en cinco años, sino que representa un modelo de colaboración que debería reproducirse con la mayor frecuencia posible”.

Dado que las personas deben contar con capacitación y apoyo para tomar decisiones de salud y bienestar personalmente adecuadas y responsables, United Health Foundation ha continuado mejorando su sitio de Internet, americashealthrankings.org, con una variedad de herramientas dirigidas a capacitar a las personas para que se conviertan en defensoras de una mejor salud pública:

  • una biblioteca de recursos que compila una lista de sitios de Internet y artículos que ofrecen información sobre las medidas que las personas pueden tomar para tratar diferentes problemas de salud;
  • un lugar para compartir programas innovadores o de eficacia comprobada que han marcado una diferencia;
  • botones de acceso a redes sociales para permitir que las personas publiquen historias a través de Facebook y Twitter;
  • una transmisión en directo del evento de lanzamiento de America’s Health Rankings, al que se puede tener acceso en http://www.americashealthrankings.org/2012/;
  • el informe está disponible para descargar como libro electrónico, y el sitio tiene nuevos mapas interactivos para ayudar a las personas a comprender cómo cambian las tendencias de salud con el transcurso del tiempo.

Acerca de America’s Health Rankings®

America’s Health Rankings® es la evaluación integral anual de la salud del país estado por estado. Este informe es publicado conjuntamente por United Health Foundation, American Public Health Association y Partnership for Prevention.

Los datos del informe provienen de fuentes externas muy reconocidas, como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la Asociación Médica Estadounidense (AMA), el FBI, el Proyecto Dartmouth Atlas, el Departamento de Educación y la Oficina del Censo de los Estados Unidos. El informe es revisado y supervisado por un Comité Asesor de Científicos, con miembros de destacadas instituciones académicas, agencias del gobierno y del sector privado. Una fuente de datos clave de America’s Health Rankings —una encuesta telefónica de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos que representa siete de las 24 medidas del índice— se modificó este año para incluir los hogares que sólo tienen teléfonos celulares así como un proceso de ponderación de hogares que refleja mejor la creciente diversidad dentro de los estados. Como resultado de estas nuevas técnicas, las tasas correspondientes a las siguientes siete medidas no se pueden comparar con años anteriores: consumo de tabaco, obesidad, consumo excesivo de alcohol, sedentarismo, diabetes, días de mala salud física y días de mala salud mental.

America’s Health Rankings® es el informe de mayor trayectoria de su tipo. Durante 23 años, el informe ha brindado un análisis de la salud nacional estado por estado al evaluar un conjunto de datos socioeconómicos, ambientales y de salud históricos e integrales para determinar puntos de referencia de salud nacionales y clasificaciones estatales. Además, emplea una metodología única, desarrollada y revisada anualmente por un Comité Asesor de Científicos integrado por académicos reconocidos de salud pública. Para obtener más información, visite www.americashealthrankings.org.

Acerca de United Health Foundation

Guiada por la pasión de ayudar a que las personas lleven vidas más saludables, United Health Foundation proporciona información útil para respaldar decisiones que lleven a mejores resultados de salud y comunidades más saludables. La Fundación también apoya actividades que amplían el acceso a los servicios de atención de la salud de calidad para quienes atraviesan situaciones difíciles y se asocia con otros para mejorar el bienestar de las comunidades. Tras su creación por UnitedHealth Group (NYSE: UNH) en 1999 como fundación privada sin fines de lucro, la fundación ha invertido más de $200 millones para mejorar la salud y la atención de la salud. Para obtener información adicional, visite www.unitedhealthfoundation.org.

Twitter: @AHR_Rankings

Facebook: www.facebook.com/AmericasHealthRankings

Sitio de Internet: www.americashealthrankings.org

Contacts:

Por UnitedHealth Group
Sonia Diaz, 305-457-8404
Sonia@balseracommunications.com
Stock Market XML and JSON Data API provided by FinancialContent Services, Inc.
Nasdaq quotes delayed at least 15 minutes, all others at least 20 minutes.
Markets are closed on certain holidays. Stock Market Holiday List
By accessing this page, you agree to the following
Privacy Policy and Terms and Conditions.
Press Release Service provided by PRConnect.
Stock quotes supplied by Six Financial
Postage Rates Bots go here